Eliminar la fibromialgia

La invalidez invisible

La fibromialgia, enfermedad desconocida por los médicos e incomprendida para mucha gente, responde mal a cualquier fármaco, sin que la ciencia aclare el porqué. Hay muchas teorías, probablemente porque ninguna explica lo que realmente ocurre. Y sospecho que dentro de ese cajón de sastre que llamamos fibromialgia también hay muchos trastornos distintos que entremezclan la hipersensibilidad al dolor, estados emocionales, enfermedades reumáticas o neurológicas aún por descubrir, una enfermedad que se caracteriza por la alteración de la percepción de la sensación dolorosa, lo que produce en la persona afectada un dolor crónico y generalmente de carácter osteomuscular.

Se creía que el dolor era alarma de una condición física, pero el cerebro puede aprender un dolor y repetirlo. El dolor es una experiencia mental. Cuando los receptores periféricos del dolor (nociceptores) transmiten una señal dolorosa a través de nuestros nervios hasta el cerebro, no es más que un impulso eléctrico que el cerebro interpretará como dolor. Según investigadores británicos, algunos dolores que no están ligados a alguna condición médica podrían tener su origen en el cerebro.

Hay interesantes estudios sobre el dolor en miembro fantasma, un miembro que ha sido amputado o que no tenemos de nacimiento y sin embargo nuestro cerebro nos envía una percepción de dolor procedente de él. Incluso muchos pueden precisar el dedo exacto del que procede, ¡aunque no exista!

El dolor es útil e imprescindible para evitar daños a nuestro cuerpo, nos avisa de algo que nos está hiriendo para que podamos retirar a tiempo la parte que está en peligro.También nos avisa de que algo no va bien y merece nuestra atención: por ejemplo un deportista que ignora un dolor leve en una articulación acabará con una lesión más severa.

Pero no todo el dolor es útil y nos avisa de algo evitable, hay dolores que se cronifican sin ningún sentido aparente. A veces, simplemente es una lesión crónica que el cuerpo no puede reparar y necesita de cirugía, pero en otras, la lesión ya no existe o sencillamente no hay una causa objetiva para ese dolor. ¿qué ocurre entonces? Nuestro cerebro interpreta una señal dolorosa que en realidad no se origina fuera del cerebro.

La mayoría de personas que entran a una consulta cojeando de dolor, correrían como atletas para escapar de un tigre hambriento y no sentirían dolor hasta haber pasado el peligro ¿o no es así? Su sistema neurohormonal les daría una descarga de analgesia para superar el peligro.. Y lo más curioso es que hasta la fibromialgia más limitante, se cura temporalmente ante un tigre hambriento ( yo siempre tengo tigres hambrientos en mi consulta para estos casos)

Yo no tengo pacientes fibromiálgicas, tengo mujeres y hombres que sienten dolor, cada una(o) es un mundo distinto y maravilloso por descubrir, no lo reduzcamos a una palabra generalizadora. Se trata de un trastorno complejo, crónico e invalidante que causa dolor y rigidez generales en músculos y articulaciones junto con dificultades en el sueño y sensación de intensa fatiga.

Se sabe que la fibromialgia afecta a más mujeres que hombres. En los aspectos epidemiológicos la incidencia de la fibromialgia en mujeres vs. hombres es de 9/10 mujeres:1 hombre. La prevalencia en la población general es de entre un 3,5 y un 6%. Ente los 20 y los 52 los años es la edad promedio de personas afectadas – Igualmente se han hallado manifestaciones de fibromialgia en jovenes y niños.

Esta falta de alternativas lleva a muchos a recurrir a la llamada medicina complementaria. Pues bien, a partir de ahora habrá que tener en cuenta una más la hipnosis. ~El sueno que cura~ “Existe una relación entre mente y cuerpo y si somos capaces de entenderla podremos ayudar a mucha gente”. La hipnosis, un estado de trance en el que el consciente deja paso al subconsciente, generalmente mediante técnicas de relajación, permite que el individuo se libere de sus inhibiciones, lo que facilita la sugestión y sanación.

Afecciones que se hallan asociadas a la fibromialgia:

  • Estados Depresivos y/o Depresión.
  • Ansiedad Estados Ansiosos.
  • Alteraciones del Sueño Insomnio.
  • Distress Estrés Físico Estrés Mental.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Infección viral.
  • Trastornos de la Alimentación.
  • Pensamientos van y vienen
  • Agotamiento total
  • Síndrome pre menstrual.
  • Traumas Físicos.
  • Episodios ligados Estrés Postraumático.
  • Afecciones Tiroideas Hipotiroidismo.
  • Cefaleas Tensionales.
  • Migrañas.
  • Afecciones Dermatológicas.
  • Mareos y trastornos del equilibrio.
  • Dolores Menstruales severos.
  • Alteración en el flujo sanguíneo.
  • Pérdida de visión
  • Pérdida de fuerza perdida del habla